Búsqueda personalizada

domingo, 3 de agosto de 2008

Jugadores Legendarios. Scottie Pippen.



Hablar de Scottie Pippen es hablar problablemente del jugador más infravalorado de la historia de la NBA. Muchos han sido los que le han acusado de ser un simple escudero de Jordan, muchos han dicho que su mejor jugada era pasársela a Jordan y no menos gente ha dicho que su papel en los Bulls campeones lo hubiera firmado cualquier otro jugador con un status similar en la liga. Pues bien, nada más lejos de la realidad.
Scottie Pippen nació el 25 de septiembre de 1965 en Hamburg, Arkansas, lugar donde se inició en el mundo del basket y donde asistió a la pequeña y desconocida Universidad de Central Arkansas. En su último año de universidad promedió 26 puntos y 10 rebotes por partido, pero aún así pasó desapercibido para la inmensa mayoria de ojeadores NBA, que dudaban de su capacidad para competir al más alto nivel. Quien lo tuvo claro desde el primer momento en que le vió fué Jerry Krause, que no dudó en llegar a un acuerdo con los Seattle Supersonics para que la franquicia del estado de Washington le eligiera en el draft de 1987 en la quinta posición y a continuación le enviaran a Chicago a cambio de Olden Polynice y una elección de draft.
En su primera temporada en los Bulls ya deja muestras de su calidad jugando al lado de Michael Jordan, pero Chicago cae en playoffs frente a Detroit Pistons. En los siguientes años continua su espectacular progresión y es elegido para el allstar de 1990, pero en los playoffs siguen sin poder superar a los temibles Pistons de Thomas, Rodman, Laimbeer, Mahorn y compañía.
La temporada 90/91 el equipo se muestra más fuerte que nunca hasta ese momento, y en playoffs logran desacerse de todos los equipos incluidos los Pistons y alcanzan la final de la NBA, donde esperan los Lakers de Magic Johnson. Chicago pierde el primer partido, pero de manera fulminante derrota a la franquicia de L.A. en los siguientes 4 partidos y consigue el ansiado título. Atrás quedan los años de frustraciones por las derrotas ante Detroit, y con un Pippen magistral instalado entre la elite de la NBA, los Bulls consiguen otros dos anillos más de forma consecutiva ante los Blazers en el 92 ( 4-2) y ante Phoenix Suns en el 93 (4-2). En el mágico verano del 92 Scottie forma parte del mítico y único Dream Team en Barcelona, donde consigue el primero de sus dos oros olímpicos ( el otro lo consigue en Atlanta 96) y despliega un juego memorable, siendo uno de los jugadores más destacados del equipo ocupando incluso la posición de base debido a una lesión de John Stockton.
El verano del 93 Jordan decide retirarse por primera vez y en ese instante todas las miradas se dirigen hacia Pippen. El excepcional alero de los Bulls responde llevando a una espectacular marca de 55-27 en temporada regular a los Bulls, ganando el MVP del allstar y siendo firme candidato a MVP de la temporada con unos promedios de 22 puntos, casi 9 rebotes y 6 asistencias por partido. En playoffs Chicago derrota Cleveland por 3-0 y cae frente a New York Knicks por un ajustado 4-3 y gracias en parte a una polémica falta de Pippen a Hubert Davis que nunca debió ser señalada. De todos modos Pippen había demostrado a todos en esa temporada que era una auténtica superestrella y un jugador franquicia de primer nivel. La siguiente temporada es la del regreso de Jordan y la eliminación en playoffs ante Orlando y el verano siguiente los Bulls se rearman con un jugador como Dennis Rodman, llamado a hacer historia junto a la fenomenal pareja formada por Jordan y Pippen. En esa temporada 95/96 los Bulls baten todos los records históricos y terminan la fase regular con un inigualable record de 72/10. En playoffs barren a todos los equipos y ganan su cuarto título de campeón ante Seattle. Los siguientes dos años la vida sigue igual en Chicago y los Bulls se hacen con su quinto y sexto anillo respectivamente derrotando en ambos casos a Utah Jazz.

En ese verano de 1998 el enfrentamiento entre los pesos pesados del vestuario y el General Manager Jerry Krause es de tal magnitud que el equipo se descompone, Jordan se retira, y Jackson , Rodman y Pippen salen del equipo. Scottie pone rumbo a Houston, donde sobre el papel forma un equipo temible con Olajuwon , Barkley etc., pero problemas de química en el vestuario hacen que Pippen sea traspasado a Portland a cambio de Kelvin Cato, Stacy Augmon, Walt Williams, Brian Shaw, Ed Gray y Carlos Rogers.
En la siguiente temporada los Blazers llegan a la final de la conferencia oeste pero caen ante los Lakers, que posteriormente son campeones. Pippen sigue en los Blazers hasta 2003. La temporada siguiente vuelve a Chicago para disputar su ultimo año en el equipo en que todo empezó , pero las lesiones apenas le dejan jugar 23 partidos.
Desde entonces está retirado, aunque sus problemas financieros han hecho que dispute unos cuantos partidos en Finlandia, pero eso es otra historia que algún dia contaremos.

Atrás quedan 17 temporadas en la NBA, 18940 puntos, 6 anillos de campeón, dos oros olímpicos, 7 participaciones en el allstar, 7 presencias consecutivas en el primer quinteto de la liga, 8 en el mejor quinteto defensivo, un MVP del allstar (1994), su número 33 colgado del techo del United Center, jugadas memorables como el mate en la cara de Pat Ewing en los playoffs del 94 (ver foto), y su elección entre los 50 mejores jugadores de todos los tiempos entre otros honores. Pero sobre todo nos queda el recuerdo de un jugador total, un jugador que llevó el concepto de versatilidad a otra dimensión, capaz de jugar en las 5 posiciones en la cancha y no perder efectividad, un jugador con una elegancia y sobre todo con una lectura del juego superlativa como dijo de él Phil Jackson, un defensor insuperable y un jugador del que el propio Michael Jordan dijo que jugar contra él en los entrenamientos era como hacerlo contra su sombra. Atrás nos queda en definitiva el bueno de Scottie, atrás nos queda.......un jugador legendario.

2 comentarios:

michigan dijo...

Chris Webber a parte, puede que haya sido el jugador más elegante que yo haya visto sobre una pista de baloncesto.

Lástima que llegara demasiado tarde y sólo haya podido ver sus mejores años a través de los partidos que circulan por la red.

Ethan dijo...

Chris Webber es uno de los más grandes, no tardará en tener su espacio en el Blog.

Te agregamos a Blogs amigos de ShowTime.

 
Todas las entradas de este Blog son registradas progresivamente en el Registro de Propiedad Intelectual, no así las imágenes, que pertenecen a sus respectivos dueños y que ShowTime toma prestadas, sin perjuicio de poder ser retiradas a petición de los mismos. Expuesto lo anterior, ShowTime se reserva el derecho de denunciar la divulgación, modificación, o apropiación indebida de los textos sin nombrar la fuente original.