Búsqueda personalizada

sábado, 27 de diciembre de 2008

Dwyane Wade. Flash resurge de sus cenizas.


En junio de 2006 maravilló a todo el mundo con una actuación memorable en las finales de la NBA. Con 2-0 en contra en la eliminatoria, Wade se echo a su equipo a la espalda y Miami se proclamó campeón por primera vez en su corta historia al ganar los cuatro partidos siguientes. En esos momentos el escolta nacido en Chicago era el rey del mundo, MVP de las finales y campeón en su tercer año en la liga, la proyección de la estrella de los Heat parecía no tener límites, pero entonces todo se fue al traste.
La siguiente temporada una luxación en el hombro impidió a Dwyane jugar bastantes partidos de liga regular, pero sobre todo le mermó considerablemente en las eliminatorias por el título, donde los Heat cayeron 4-0 ante unos jóvenes Chicago Bulls. Despues de un largo verano trabajando por volver a su mejor forma, la nueva temporada comenzaba con mal pie para Wade, sus problemas en el hombro seguían ahí, pero además por si eso fuera poco, sendas lesiones en la rodilla y en la muñeca le hicieron perderse la mayor parte de la temporada. El paso por el quirofano era necesario e inevitable si Wade quería volver a ser el de antes.
En ese momento surgieron las dudas sobre su recuperación, sobre si alguna vez volveriamos a ver al Wade del año 2006. Los fantasmas del pasado sobrevolaban al genio de Illinois, los nombres de grandísimas estrellas que se convirtieron en simples jugadores de rotación por culpa de las lesiones como Penny Hardaway o Grant Hill salían a la palestra en cuanto se hablaba de su regreso a las canchas. Afortunadamente todas las dudas se despejaron en cuanto comenzaron los Juegos Olímpicos de Pekin.
En la cita olímpica Wade fué con diferencia el mejor jugador del equipo americano que se colgó el oro al cuello, pero lo más importante fué que desde el primer partido pudimos comprobar que su forma de jugar no había cambiado ni un ápice, su forma de atacar el aro con violencia desde su escaso 1,93 de estatura era un aviso inequívoco de que el auténtico Flash estaba de vuelta, y esta vez para quedarse.
Ahora tras dos meses de competición, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que Wade es el MVP de lo que va de temporada con unos brutales promediois de 29 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias por partido, pero sobre todo, su gran mérito es mantener a Miami Heat en el sexto puesto de la conferencia este con 16 victorias y 12 derrotas.
Ya podemos estar tranquilos, el baloncesto ha recuperado a una de esas estrellas capaces de entusiasmar a millones de aficionados, un jugador que posee el carisma de las estrellas de otras décadas, un hombre que reinventa el espectaculo en cada acción, un ganador implacable que lleva camino de convertirse en leyenda de este deporte. En definitiva, hemos recuperado a Dwyane Wade.

viernes, 19 de diciembre de 2008

domingo, 14 de diciembre de 2008

Toronto Raptors. Los dinosaurios se extinguen.


En pretemporada muchos pensaban que este año Toronto Raptors sería una alternativa real al poder establecido en la conferencia este. Yo no disentía mucho de los que opinaban en ese sentido aunque si me producía cierta desconfianza su linea exterior. Pues bien, han pasado 2 meses y con la derrota de hoy ante New Orleans, los Raptors están con 10 victorias y 13 derrotas fuera de puestos de playoffs. La destitución de Sam Mitchell no parece que vaya a hacer resurgir al equipo, además su sustituto Jay Triano comienza a despertar sospechas entre los aficionados, sobre todo tras ver como en un final de partido con Toronto un punto abajo, su decisión para la última jugada fué darle el balón a Bosh a 8 metros del aro para jugarsela como si fuera Kobe Bryant.
De todos modos, el principal problema de los Raptors sigue siendo la linea exterior, donde cuentan con un Calderón que está jugando la mejor temporada de su vida, rindiendo cada noche a un nivel fantástico, pero despues de él no hay nada. Roko Ukic y Will Solomon son un lastre para el equipo en la posición de base.
La pérdida este verano de Garbajosa y sobre todo de Carlos Delfino también ha sido un problema para el equipo, ya que Anthony Parker ha bajado levemente sus prestaciones y Jason Kapono no puede hacer mucho más de lo que ofrece cada noche.
El juego interior tampoco está al nivel que a priori se presumía, ya que Jermaine O´Neal hasta el momento sólo ha aparecido con cuentagotas y no tiene pinta de que vuelva a ser ni la mitad de jugador que fué. Por su parte Chris Bosh, al que no se le puede negar su talento, sigue cometiendo los mismos errores de siempre, es decir, nula confianza en sus compañeros y sobre todo su afán por convertirse en un agujero negro. Balón que recibe al poste, balón que nunca vuelve a manos de sus compañeros.
A pesar de todo aún hay tiempo para reaccionar, la temporada es larga y los puestos de playoffs no están demasiado lejos. En Toronto esperan que Andrea Bargnani eclosione de una ver por todas y se sume al dúo Calderon - Bosh que hasta ahora son los únicos que aportan noche tras noche. Y en verano se tendrán que tomar decisiones, Ettore Messina parece estar en la agenda de Colangelo, pero yo tengo mis dudas de que un técnico como el italiano pueda convivir en un equipo con una estrella como Chris Bosh. A lo mejor no vendría mal traspasar al propio Bosh. En 2010 es agente libre y no parece estar por la labor de seguir en Toronto si los resutados siguen por este camino.
Sea como sea, Bryan Colangelo tiene un duro trabajo por delante para reconducir a este equipo, y debe hacerlo rápido si no quiere que una vez más los dinosaurios se extingan.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Ivan en la radio

video

viernes, 5 de diciembre de 2008

Ivan en la radio.

video

domingo, 30 de noviembre de 2008

Allen Iverson. Los fantasmas del pasado han vuelto.


Sobre Allen Iverson se ha dicho practicamente todo desde que siendo muy jóven fuera elegido número uno del draft de 1996. En aquel momento fué un soplo de aire fresco para la liga, acostumbrada a otro tipo de superestrellas , más comedidas y menos mediáticas entre las minorias raciales de los Estados Unidos, por lo que era cuestión de tiempo que la jóven promesa de Virginia se convirtiera en un icono para los jóvenes afroamericanos que vieron en Iverson a uno de los suyos, la estrella del guetto había llegado a la NBA.
Desde sus primeros partidos "the answer" no dejó indiferente a nadie, su estilo insolente, sus "crossovers", su forma de atacar el aro con apenas 1,80 de estatura y su carácter dejaban entrever que estabamos ante un jugador distinto a todo lo que habíamos visto antes. Philadelphia se convirtió en el equipo favorito de muchos y el número 3 de los Sixers se elevó a categoría de mito en apenas unos meses desde su desembarco entre los profesionales. Pero entre toda la eufória que rodeaba al escolta de los Sixers, comenzaban a surgir las primeras voces que señalaban a Iverson como un jugador excesivamente individualista, incapaz de llevar a su equipo hasta el olímpo NBA, el trofeo Larry O´Brien.
Los años fueron pasando y en un equipo formado pensando exclusivamente en Iverson, el pequeño escolta desarrolló su mejor baloncesto guiando a los Sixers a la final de la NBA y ganando el MVP de la temporada regular. Corría el año 2001, eran los buenos tiempos de Iverson en la NBA, porque a partir de esa final perdida contra los Lakers todo iría a peor. La salida del equipo del entrenador Larry Brown con quien Iverson mantenía una relación de amor/odio no hizo más que acentuar la fama de jugador conflictivo que pasaba de entrenar con sus compañeros que ya rodeaba al genio formado en Georgetown.
Tras años de frustraciones los Sixers le traspasaban a Denver, en lo que parecia una operación fantástica para el jugador. Allí formaría pareja con Carmelo Anthony, uno de los anotadores más compulsivos de la liga, pero el juego de los Nuggets no hacia honor a todo el talento que reunía su plantilla y sólo acumularían una decepción tras otra en playoffs. En el lado opuesto, en Philadelphia, el equipo formado por jóvenes como Iguadala o Willie Green daba un paso adelante y completaba un proceso de reconstrucción que les llevaría a los playoffs en tiempo record.
Ahora con el traspaso de Iverson a Detroit a cambio de Billups han vuelto a aparecer los fantasmas del pasado. Denver ha experimentado una mejoría importante con Billups al mando mientras que Detroit se mostraba titubeante en los primeros partidos con Iverson. Tal vez sea pronto para realizar un juicio sensato sobre las opciones reales de los Pistons tras el traspaso y tambien para evaluar de forma objetiva la creciente mejoría de Denver, pero mientras tanto los fantasmas ya están sobrevolando las gradas del Palace of Auburn Hills........

viernes, 28 de noviembre de 2008

jueves, 27 de noviembre de 2008

Vacaciones forzosas.

Hola amigos, debido a un problema con mi conexión a internet hace ya un tiempo que no puedo actualizar el blog. La compañia de telefono me ha dicho que aún estaré así algo más de tiempo por lo que me veo obligado a continuar con estas "vacaciones" forzosas durante unos días más. Espero poder estar pronto con vosotros y tambien que continueis visitando showtime.
Un saludo .

viernes, 21 de noviembre de 2008

sábado, 15 de noviembre de 2008

Sabías que..........?





Hoy inauguro esta sección en el blog en la que os iré contando curiosidades relacionadas con el mundo del baloncesto. Vamos alla!

Sabías que.........?

-........Wayman Tisdale, el que fuera campeón olímpico en el 84 y posteriormente jugador de Indiana , Phoenix y Sacramento dió rienda suelta a su verdadera vocación que era la música y tras retirarse grabó 8 discos con gran éxito de crítica y público en E.E.U.U. Lamentablemente en los últimos años no ha podido tocar el bajo tanto como le hubiese gustado porque ha estado luchando contra un cáncer a causa del cual le han amputado la pierna derecha.

-........Ya que hablamos (tristemente) de amputaciones, Yao Ming utiliza una talla de zapatillas número 60 en un pie y otra número 59 en el otro pie. El motivo fué una agresiva intervención quirúrgica a la que se tuvo que someter a causa de una infección en un dedo del pie y por la cual le extirparon un considerable trozo de carne.


-........Y ya que hablamos de tallas de zapatillas decir que el gran Michael Jordan utiliza una talla 13 USA (47,5) en un pie y una talla 13,5 (48) de sus famosísimas air Jordan en el otro. Pero tranquilos, que a MJ no le ha pasado nada similar a Yao, es por causas naturales.


-........Cambiando de tercio....Sabías que Bruce Bowen habla español? Si , habeis leído bien, pero es algo normal teniendo en cuenta que está casado con una chica cubana, a la que conoció cuando estaba jugando en Miami Heat.


-.......Y como Steve Nash no quiere ser menos que Bowen, está aprendiendo nuestra querida lengua gracias a su mujer, original de Paraguay.



-.......Y para terminar esta entrega de la nueva sección, sabías que...? Cuando el propietario de los Lakers se reunió con Magic Johnson para negociar su contrato en el verano de 1979, tenía preparada una lujosa cena en su despacho que el jóven Magic rechazó diciendo que eso no iba con el. Así que encargaron unas hamburguesas a petición del rookie que ambos se comieron mientras Earvin estampaba su firma en el contrato.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Derrick Rose. El futuro en sus manos.


Los pocos aficionados de los Chicago Bulls que aún quedamos estamos de enhorabuena gracias al eléctrico base "formado" en la universidad de Memphis. Despues de la decepcionante temporada pasada, surgieron las dudas sobre el futuro a corto-medio plazo de este equipo, pero tras elegir en el draft a Derrick Rose la situación ha dado un giro de 180 grados. Tan sólo se han jugado unos pocos partidos de ésta temporada y ya se ha podido ver con claridad que en Chicago todo depende de Rose, que promedia hasta el momento unos magníficos 18 puntos y 5 asistencias, demostrando que está llamado a ser uno de los bases que domine la liga durante la próxima década. Junto a él, continua siendo fundamental la labor del versatil alero Luol Deng , que ha sido renovado el pasado verano y con quien Rose puede formar un duo temible en un futuro muy cercano, así como el crecimiento de jugadores jóvenes como Joakim Noah y Tyrus Thomas, llamados a dar un paso al frente este año. Deberemos estar atentos también a los movimientos que haga John Paxon de aqui hasta el final de la temporada, ya que Ben Gordon y Drew Gooden están en su último año de contrato y no sería descabellado verles involucrados en un traspaso para obtener a cambio a algún buen jugador interior ( el gran punto débil del equipo) .
De todos modos, el éxito o el fracaso de este equipo parece condenado a ir de la mano de Rose, y por lo visto hasta ahora, podemos ser muy optimistas despues de una década con más sombras que luces. Los Chicago Bulls han vuelto.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Zona Basket. Fotis destituido en Pamesa. NBA derby en los Angeles.

video

Programa de esta semana de Penalti y Expulsión, en un como siempre interesantisimo coloquio sobre baloncesto. Desde aqui agradecer a Jesus que me diera la oportunidad de participar en su proyecto cada semana.

En su pagina web podeis escuchar este programa y los dedicados al futbol y la F1.
http://penaltiyexpulsion.podbean.com/

Como ya sabeis, yo soy Ivan, uno de los colaboradores en el programa, y administrador y redactor de este Blog, con independencia de si firmo como McClane o Ethan en la entrada.

martes, 4 de noviembre de 2008

Iverson se va con Detroit


Parece que fuera del equipo del que Iverson nunca debio marchar el jugador no se encuentra cómodo. Detroit Pistons se ha hecho con el jugador de Hampton, Virginia, a cambio de Billups, Antonio McDysess y Cheikh Samb.

Veremos como se desenvuelve Allen en los "Bad Boys" de Detroit, desde aqui le deseamos suerte.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Penalty y Expulsión 28/10/08

A partir de ahora colgaré en el Blog mis intervenciones semanales en el programa de radio Penalty y Expulsión, en su sección Zona Basket. A pesar de que todos me conoceis como McClane aparezco en el programa con mi nombre real, Iván. En el siguiente link podéis escuchar el programa en streaming.

http://penaltiyexpulsion.podbean.com/2008/10/29/zona-basket-conferencia-oeste-pamesa/

Y en este, podeis descargar el programa a vuestro disco duro. (Download here)

http://www.podbean.com/podcast-download?b=58921&f=http://penaltiyexpulsion.podbean.com/medias/web/aHR0cDovL21lZGlhMi5wb2RiZWFuLmNvbS81ODkyMS91L1pvbmFCYXNrZXQyLm1wMw/ZonaBasket2.mp3

Espero que disfruteis con el programa.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Houston Rockets. El momento ha llegado.


Todos los analistas predicen que Lakers y Hornets estarán peleando por el primer puesto en la conferencia oeste dentro de unos meses y quizas no les falte razón, pero yo no me atrevería a descartar a un equipo como los Rockets.
Los últimos años las lesiones de McGrady y Yao en los momentos cruciales de la temporada han echado por tierra las opciones reales de los tejanos de hacer algo importante en la postemporada y han caído a las primeras de cambio, pero este año las sensaciones son diferentes. La adquisición de Ron Artest ha dotado a Houston de un caracter y una dureza que se echaba en falta en anteriores ocasiones, Scola y Landry experimenterán una mejoría notable en su segundo año en la liga y Yao Ming parece totalmente recuperado de su lesión en el pie.
Capítulo aparte merece Tracy McGrady, uno de los jugadores con más talento que se han visto en la liga en los últimos años, pero también uno de los más castigados por las lesiones. Este año parece que físicamente está a tope y si logra mantenerse al 100% en playoffs puede ser letal, a pesar de las numerosísimas críticas que ha recibido tras no haber superado nunca la primera ronda de las eliminatorias por el título. Pues bien, habría que refrescarles la memoria a esas personas recordando que Kevin Garnett, flamante campeón de la NBA la temporada pasada, cayó eliminado en primera ronda 7 años consecutivos, siendo objeto del mismo tipo de criticas.
Tal vez sea demasiado temprano para aventurarse con predicciones, pero un equipo que el año pasado fué capaz de ganar 22 partidos consecutivos ( la mayoria sin Yao), que se ha reforzado bien en verano (Artest, Barry), que cuenta con el mejor pivot puro de la liga y que tiene a un superclase como T-Mac en sus filas, siempre debe ser considerado candidato a lo máximo.
Hace 14 temporadas que Houston Rockets ganó su último campeonato de la NBA de la mano de Olajuwon, Drexler, Cassel , Kenny Smith, Horry y compañia. Ya va siendo hora de tomar el relevo y tal vez esta temporada el momento haya llegado.............

jueves, 9 de octubre de 2008

Jugadores Legendarios. Isiah Thomas.



Hubo un tiempo en que un pequeño jugador de apenas 1,85 de estatura revolucionó la NBA jugando a una velocidad nunca antes vista. Con un arsenal de movimientos en ataque capaces de ridiculizar a los mejores defensores y una capacidad de dirección sólo comparable a la de los grandes bases de la historia, nuestro pequeño protagonista demostró a todo el mundo que podía dominar una liga que hasta ese momento era territorio de gigantes. Esta es la historia de uno de los mejores bases de todos los tiempos. Esta es la historia de Isiah Thomas.

Isiah Lord Thomas III nació el 30 de Abril de 1961 en un barrio marginal al Oeste de Chicago. La infancia del pequeño "zeke" no fué idílica ni mucho menos, ya que a los tres años de edad su padre le abandonó junto a su madre y sus ocho hermanos mayores. Mary Thomas fué capaz de sacar adelante a sus ocho hijos a pesar de la crítica situación económica de la familia, dando todo un ejemplo de superación, e incluso inspirando una película de finales de los 80 basada en su historia. En aquellos años de extrema pobreza y marginación, la válvula de escape del jóven Isiah era el baloncesto, dónde año tras año progresaba a un ritmo frenético. En época de high school, el pequeño zeke llevó al modesto instituto St. Joseph a la final estatal del año 78. Y en 1979 fué uno de los integrantes del equipo USA que ganó la medalla de oro en los juegos Panamericanos.
Ya en época Universitaria, Thomas se enroló en la prestigiosa Universidad de Indiana, entrenada por el polémico pero magistral entrenador Bobby Knight. Allí Promedió 14 puntos y 5 asistencias por partido en su año freshman, lo que le sirvió para ser seleccionado en el equipo olímpico que representaría a USA en Moscú 80, pero el célebre boicot olímpico le privó de vivir la experiencia de los juegos.
Ya en su segundo y último año en Indiana, Thomas forma un quinteto histórico junto a Randy Wittman, Landon Turner, Ted Kitchel y Ray Tolbert, que lleva a los Hoosiers a ganar el campeonato. Isiah había demostrado estar preparado para el siguiente nivel, la NBA le esperaba.
En el draft de 1981, los Pistons de Detroit, que venían de perder 61 partidos la temporada anterior, elegían en segunda posición y despues de ver como Dallas elegía a Mark Aguirre, no dudaron en seleccionar a Isiah Thomas. De la noche a la mañana, en Detroit todo parecía haber cambiado. En la temporada 81/82, los Pistons ganan 18 partidos más que el año anterior mientras el prometedor base de Chicago promedia 17 puntos y 8 asistencias, además es elegido como integrante en el mejor quinteto de novatos y seleccionado para el allstar que se celebra en New Jersey. Las dos siguientes temporadas consagran a Thomas como uno de los mejores bases de toda la liga, pero los Pistons siguen sin meterse en playoffs. Isiah es seleccionado año tras año para el allstar y al acabar su tercera temporada en la liga presenta unos números de más de 22 puntos y 11 asistencias por encuentro. La temporada 83/84 supone un punto de inflexión en la carrera de Thomas, ya que Chuck Daly llega al banquillo de los chicos de la Motown, además consiguen meterse en playoffs tras años de frustación. Esa misma temporada Thomas es elegido MVP del allstar por primera vez ( la segunda sería en el 86) y miembro del quinteto ideal de la liga. En playoffs, Detroit cae en primera ronda, pero parece que las bases para crecer como equipo están puestas y sólo faltan unos pequeños retoques que no tardarán en llegar. En el draft de 1985 Detroit selecciona a Joe Dumars que no tarda en formar un perímetro letal junto a "zeke" y el año siguiente selecciona en el draft a Dennis Rodman, además de hacerse con Adrian Dantley en un traspaso. Con estos mimbres los Pistons ganan 52 y 54 partidos respectivamente en las temporadas 86/87 y 87/88 y en playoffs llegan hasta la final de conferencia en el 87, donde caen a manos de Boston , y hasta la final de la NBA en el 88, en la que caen a manos de los Lakers del gran amigo de Thomas, Magic Johnson. Era la primera vez que los Pistons alcanzaban las finales desde que se mudaron de Fort Wayne en 1958.
La siguiente temporada Detroit se hace con los servicios de Mark Aguirre a cambio de Adrian Dantley, con lo que Detroit añade más potencial ofensivo a su ya temido equipo. En temporada regular los Pistons ganan 63 partidos y en playoffs vencen a Boston, Milwaukee y Chicago hasta alcanzar de nuevo las finales, donde se reencuentran con los Lakers. Esta vez los Bad Boys se muestran intratables y barren a los chicos de L.A. por 4 a 0. Isiah Thomas al fin conseguia ser campeón, lo que parecía una quimera sólo unos pocos años antes se había convertido en algo real.
La temporada siguiente losPistons se dejan llevar por la inercia de victorias y terminan la temporada con 59 victorias. En playoffs dejan en la cuneta a Indiana, New York y Chicago ( por tercer año consecutivo) y se meten de nuevo en las finales, donde esta vez esperan los Blazers de Portland, con Clyde Drexler a la cabeza. En la serie final, Thomas deja clara su supremacia y con 27 puntos y 7 asistencias por encuentro es nombrado MVP al tiempo que gana su segundo anillo de campeón consecutivo. Los Pistons eran el segundo equipo tras los Celtics del 69 en repetir campeonato.
Despues de las dos temporadas gloriosas de los Bad Boys, Isiah Thomas aún juega durante cuatro temporadas más en la NBA, pero el insultante dominio de los Bulls de Jordan, impide que los Pistons vuelvan a tener opciones reales de ser campeones. A Thomas ya sólo le quedaba la motivación de formar parte del Dream Team que participaría en Barcelona 92, pero Michael Jordan, que tenía una nefasta relación con "zeke" vetó su presencia, y su plaza la cubriría John Stockton.
Al finalizar la temporada 93/94, Isiah anunció su retirada tras 13 temporadas en activo y más de 18000 puntos y 9000 asistencias. En ellas consiguió 2 anillos de campeón, un MVP de las finales, 12 presencias en el allstar, 3 elecciones en el mejor quinteto de la liga, 2 elecciones en el segundo quinteto, 2 MVPs del allstar, la elección como uno de los 50 mejores jugadores de la historia y la inclusión en el museo de la fama.
En los últimos años, su carrera como entrenador y como general manager le ha reportado todo tipo de críticas (merecidas, sin duda) que han hecho que su imagen se vea manchada de forma palpable, pero no debemos olvidar que como jugador Thomas revolucionó la liga, asombró a propios y extraños con su clase y sus explosivos movimientos, y nos dejó imagenes imborrables para los que crecimos viendo baloncesto en aquellos maravillosos años. Para las nuevas generaciones de aficionados, Isiah Thomas sólo es un entrenador mediocre y un general manager pésimo, pero para todos los que le vimos jugar siempre será alguien especial, alguien que nos demostró que para dominar la NBA no era necesario un físico sobrehumano, alguien que daba una lección de baloncesto cada vez que se calzaba sus zapatillas Asics, un jugador hecho de otra pasta, un jugador que no dejaba a nadie indiferente......... un jugador legendario.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Jugadores Legendarios. Michael Jordan.




Wilmington, North Carolina, 1973. Dos hermanos juegan al baloncesto en la canasta que James, padre de ambos, ha colocado en el patio trasero de la casa familiar. El hermano mayor, Larry, saca provecho de su mayor fortaleza y envergadura y no tiene piedad en machacar un partido tras otro al pequeño Michael. Aún así, el pequeño Michael se muestra confiado y no duda en decirle a su hermano que algún día será capaz de derrotarle, le dice que confía en sus posibilidades y que entrenando duro día a día, siente que será capaz de volar.Larry sonríe y le dice que así será, pero en ese momento ni siquiera él es capaz de imaginar que en la cancha de ese patio trasero, se está forjando la mayor bestia deportiva que la mente humana es capaz de imaginar.........

Michael Jeffrey Jordan nació en Brooklyn, Nueva York, el 17 de Febrero de 1963, pero enseguida se trasladó con su familia a Wilmington, en el tranquilo estado de Norht Carolina. Allí Michael comenzó a interesarse por el beisbol, que era el deporte predilecto de su padre, pero el baloncesto también llamó su atención. Comenzó a jugar partidillos con su hermano Larry, del que el propio Michael ha dicho que era un gran jugador al que admiraba profundamente, bajo la atenta mirada de su padre, James, y su madre, Delores. Aquellos partidos despertaron en el pequeño Michael el deseo de superación y una mentalidad ganadora que le acompañará durante toda su carrera, aunque el camino no iba a ser fácil, aún había algún obstáculo que sortear.
En su segundo año en el instituto Laney, el entrenador Clifton Herring, decidió que Michael no tenía la calidad suficiente para jugar en su equipo y le dejó fuera del mismo, dando entrada a otro joven llamado Leroy Smith. Este hecho es el detonante para que Jordan comience a entrenar como nunca antes, con más pasión , con más intensidad. Con la ayuda de Larry, mejora en todos los fundamentos básicos del juego y por si fuera poco, ese año crece más de diez centímetros hasta alcanzar el metro noventa de estatura en su año Junior, en el que por fin consigue volver al equipo de Laney High School. Una vez allí, muestra sus credenciales y deslumbra a todos con su juego, obteniendo el reconocimiento de AllAmerican. Una vez acabado su ciclo en el instituto, Michael decide asistir a la Universidad de Norht Carolina, desoyendo todas las demás ofertas. Allí será entrenado por el prestigioso Dean Smith y compartirá equipo con otros grandes jugadores como James Worthy y Sam Perkins, además de graduarse en geografía. Durante su primer año, Jordan se convierte en pieza clave para los tar heels, pero el lider sigue siendo James Worthy. Eso sí, cuando llegó el momento de la verdad, es decir en la final contra Georgetown, Jordan asume la responsabilidad y con 16 puntos y 9 rebotes es el hombre decisivo, anotando la canasta de la victoria con una elegante suspensión.
Los dos siguientes años North Carolina no repite título, pero Jordan es ya toda una estrella y en su año sophomore recibe el premio al mejor jugador del año, concedido por la revista Sporting News. En su tercer y último año repite galardón y añade a su palmares los premios Naismith y Wooden. En ese momento estaba claro que Jordan debía dar el siguiente paso, la NBA llamaba a su puerta y él estaba dispuesto a aceptar el desafío.
En la noche del draft de 1984, Houston Rockets que elegía con el número 1, seleccionó a Akeem Olajuwon, mientras que Portland Trail Blazers, que tenía la elección número 2, hizo lo propio con Sam Bowie, pivot de la Universidad de Kentucky. En ese momento los dirigentes de Chicago Bulls no daban crédito a lo que les estaba pasando, Portland les estaba sirviendo en bandeja una oportunidad que no iban a dejar escapar, elegir a Michael Jordan, el hombre que podía llevar a la franquicia a otro nivel.
Una vez elegido por Chicago, Michael aún tenía una misión que cumplir antes de comenzar su carrera NBA, había sido seleccionado para disputar los JJOO de Los Angeles 84, una oportunidad fantástica para darse a conocer ante el público internacional.
En el torneo olímpico, el equipo USA se muestra superior a todos sus rivales y vence en la gran final a la España de Romay, Epi etc. Michael acompañado por jugadores como Wayman Tisdale o Chris Mullin, gana la medalla de oro.

Tras los juegos había llegado la hora de ver como se desenvolvía Jordan entre los profesionales, y los resultados fueron espectaculares, con unos promedios de 28 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias por partido gana el premio al novato del año, es elegido en el segundo mejor quinteto de la liga, seleccionado para el allstar y sobre todo, sorprende a todos con unos movimientos espectaculares, nunca antes vistos. Además los Bulls mejoran sustancialmente su record de la temporada anterior y se clasifican para los playoffs, donde son eliminados a manos de los Milwaukee Bucks.
Su segunda temporada comienza con la peor de las noticias, en uno de los primeros partidos se fractura un hueso de su pie izquierdo y se pierde la mayor parte de la temporada. Aún así regresa poco antes de los playoffs, y una vez allí, en una eliminatoria en la que los Chicago Bulls pierden a manos de Boston Celtics, Jordan demuestra que se trata de un jugador como nunca antes se ha visto. En uno de los primeros partidos de la serie anota 63 puntos en el Garden, con un arsenal de movimientos espectaculares a la par que imparables, la gente allí presente no da crédito a lo que ven sus ojos y Larry Bird declara al final del encuentro que "Dios se ha disfrazado de jugador de baloncesto", en referencia a Jordan, que promedia 43,7 puntos por partido en esa serie.
Los siguientes años siguen una línea similar en la carrera de Michael, bate récords de anotación, gana todo tipo de galardones individuales como el MVP de 1988, el premio al mejor defensor de ese mismo año, elecciones en los mejores quintetos, presencias en el allstar, etc, pero el equipo sigue cayendo en los playoffs, primero a manos de los Celtics y luego a manos de los Detroit Pistons, tres veces consecutivas.
Todo cambia la temporada 90/91, Phil Jackson, que había llegado a Chicago la temporada anterior, consigue desarrollar su sistema del triángulo ofensivo en todo su esplendor y así sacar el máximo partido posible a los jóvenes Bulls, que ya contaban con Scottie Pippen y Horace grant, llegados al equipo en el verano del 87.
La temporada va sobre ruedas y los Bulls consiguen un balance de 61 victorias y 21 derrotas, pero no se conforman con eso. En los playoffs derrotan a Knicks, Sixers y Pistons (por fin), para meterse en la gran final donde esperan los Lakers.
Todo el mundo espera un Jordan frente a Magic, el rey de los 80 contra la nueva estrella de la liga y el duelo no iba a defraudar a nadie. Los Lakers dan la sorpresa en el primer partido, pero los Bulls, con un genial Jordan, vencen en los cuatro siguientes encuentros adjudicándose el título. Jordan era ya el rey del mundo, había demostrado que no sólo era el más espectacular, era el mejor y había hecho de los Bulls un equipo campeón. El propio Magic comentó despues que estaba claro que Jordan recogería el testigo de mejor jugador del mundo tarde o temprano, pero que en esas finales se lo arrebató de las manos sin piedad.
La siguiente temporada los Bulls se muestran aún más dominantes y consiguen un record de 67 victorias y 15 derrotas, además como no podía ser de otra forma arrasan en playoffs y se coronan de nuevo campeones de la NBA al derrotar a Portland por 4 a 2. Todo el mundo presentaba esas finales como el duelo entre los dos mejores escoltas de la liga, Jordan y Drexler, pero a tenor del resultado Michael no estaba dispuesto a que se cuestionara su superioridad. Ese verano Jordan participa con el Dream Team en Barcelona 92 formando parte del mejor equipo de baloncesto de la historia y gana su segundo oro olímpico, pero la historia de ese equipo merece ser contada otro día con más detenimiento.
En la temporada 92/93 los Bulls se muestran un poco menos contundentes y obtienen un record de 57-25 en liga regular, pero en los playoffs no dan opción a sus rivales y se meten en la final de nuevo. Allí esperan los Phoenix Suns, liderados por uno de los grande amigos de Jordan, Charles Barkley, pero poco pueden hacer ante unos Bulls superiores y un Jordan sublime. Resultado 4 a 2 y los Bulls ganando su tercer anillo consecutivo. Jordan ya tenia tres anillos y tres MVPs de la finales, además de los MVPs de la temporada regular de 1988, 1991 y 1992.
Todo era maravilloso para Michael, pero ese verano su vida cambia, su padre James es asesinado a manos de dos jóvenes que pretendian robarle, curiosamente uno de los asesinos lleva puesta la camiseta número 23 de los Bulls en el momento del crimen. Jordan sufre un shock y dice que ya no tiene motivación para jugar al baloncesto, lo ha ganado todo y la muerte de su padre le hace cambiar la perspectiva que tiene de la vida. El 6 de octubre del 93 anuncia su retirada de las canchas. El mundo se conmociona, los que lo vivimos en aquel momento nunca olvidaremos donde estábamos ese día, nadie se lo podía creer. Durante los meses posteriores se especula con los motivos de la retirada de Jordan, hay quien sostiene teorías surrealistas como que se produjo un corte en un dedo con un cortapuros estando de vacaciones en las Bahamas que le hizo perder la sensibilidad en el susodicho dedo. Obviamente no había que buscar más alla de las motivaciones dadas por Jordan para saber porqué se retiró. Durante su retiro se dedica a jugar al beisbol, porque según dijo el propio Michael, se lo había prometido a su padre, pero los resultados no son los habituales en él y el amor por el baloncesto que lleva dentro no tardará en volver a aflorar. En 1995 comienza a entrenarse ccon los Bulls para matar el gusanillo y las especulaciones comienzan a fluir, todo el mundo sueña con un regreso. De está manera, el 18 de marzo de 1995 vuelve a las canchas en un partido frente a Indiana Pacers, ahora con el número 45 a la espalda, ya que el 23 estaba retirado en su honor en Chicago.
Tras unos partidos Jordan estaba en forma, e incluso tuvo actuaciones memorables en ese final de campaña, pero la inactividad durante 18 meses pesa y en playoffs Chicago cae a manos de Orlando. Ese verano Jordan promete volver a ser el de siempre y se somete a inhumanas sesiones de entrenamiento, además los Bulls adquieren a un jugador como Dennis Rodman por lo que el futuro comienza a verse con otros ojos en Chicago.
La temporada 95/96 será recordada como la de las 72 victorias en temporada regular, Chicago bate todos los records y Jordan (ya con el 23) consigue su cuarto MVP. En los playoffs destrozan a todos los rivales, incluidos los Seattle Supersonics en la final. Estaba claro que el auténtico Jordan había regresado.
Las dos siguientes temporadas los Bulls siguen siendo un rodillo para todos los rivales y se coronan campeones de la NBA derrotando en ambas finales a Utah Jazz. Imagenes como la de Jordan saliendo de la cancha agarrado por Pippen despues de destrozar a los Jazz con 40 de fiebre en las finales del 97, o los últimos 40 segundos de las finales del 98 en los que como dijo Daimiel "Dios volvió a disfrazarse de jugador de baloncesto" quedarán para siempre en la memoria de los aficionados que tuvimos la suerte de vivir esos momentos.
Ese verano, las tensiones de los miembros clave del equipo con el general manager Jerry Krause y el lock-out programado para la siguiente temporada hacen que Jordan decida retirarse. El número 23 de los Bulls nunca volvería a utilizarse.
Despues de eso se enroló en la directiva de Washington Wizards y tras ver como el equipo no acababa de funcionar, su espíritu competitivo le hizo volver a las canchas. Las temporadas 2001/2002 y 2002/2003 jugó con el equipo de la capital, y un Jordan con 39 y 40 años respectivamente fue capaz de demostrar que seguía siedo el mejor, promedios de más de 20 puntos y partidos de más de 40 y 50 puntos le dan la razón. Como dijo Allen Iverson, si volviese con 50 años seguiría siendo el mejor.
En total 15 temporadas y más de 32000 puntos, 6 campeonatos de la NBA, 6 MVP de las finales, 5 MVP de la temporada regular, 10 veces seleccionado en el mejor quinteto de la liga, 9 veces seleccionado en el mejor quinteto defensivo, 14 veces allstar, 3 veces MVP del allstar, 2 oros olímpicos, seleccionado entre los 50 mejores jugadores de todos los tiempos e infinidad de récords y distinciones más. Pero más alla de números, Jordan ha sido con diferencia el mejor jugador de la historia y el mejor deportista de todos los tiempos, el hombre que revolucionó el juego con sus movimientos espectaculares, que nos enseñó que el hombre era capaz de volar, que generó toda una industria sobre su persona haciendo que miles de coleccionistas en todo el mundo hagamos lo que sea por conseguir sus famosas zapatillas air jordan, el hombre que hizo que todos quisiéramos ser como él en una cancha de baloncesto. Porque Jordan era mucho más que un simple jugador, era especial hasta tal tal punto, que no ha habido , hay, ni nunca habrá nadie capaz de acercarse a su grandeza, porque Michael Jordan era mucho más que......un jugador legendario.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Jugadores Legendarios. Kevin McHale.


Si eres de una pequeña localidad de Minnesota y tu pasión es el hockey sobre hielo, nada puede hacerte pensar a priori que algún dia serás una leyenda del baloncesto. Pero si además sufres poliomielitis en tu infancia, ser deportista profesional parece ser ya una utopía. Afortunadamente para Kevin McHale nunca ha habido obstaculos insuperables.....
Kevin Edward McHale nació en Hibbing, Minnesota, el 19 de Diciembre de 1957. Hijo de padre irlandés y madre croata, en cuanto se decidió a dejar de lado el hockey y se dedicó al baloncesto comenzó a desarrollar unos movimientos nunca antes vistos en el poste bajo y que años despues no tendrían rival en la NBA. En su adolescencia acudió al Hibbing High school donde el entrenador Gary Addington, sabedor del enorme talento que tenía el jóven McHale, trabajo específicamente con Kevin para desarrollar su juego de pies y formarle como un jugador integral. Tras el periplo en el instituto, Kevin recibió varias ofertas de universidades con cierto prestigio como la Universidad de Minnesota y la Universidad de Utah. Se decidió por acudir a Minnesota y así estar cerca de casa, y allí se convirtió en el mejor jugador de la historia del college, distinción que se le otorgó en 1995 coincidiendo con el centenario del centro. Durante sus cuatro años de Universidad sus 15 puntos y 9 rebotes por partido le habían servido para convertirse en uno de los jugadores más deseados entre los elegibles al draft de 1980, en el que Boston Celtics elegía en primera posición. Durante los dias previos al draft Red Auerbach realizó una operación magistral que en su dia fue considerada una locura, pero que sería determinante para el devenir de la NBA durante la década de los 80, traspasó su elección número uno a Golden State a cambio de Robert Parish y la tercera elección del draft, con la que eligió a Kevin McHale. De repente el maestro Auerbach había reunido en su equipo al que sería unanimemente considerado el mejor frontcourt de la historia de la liga, Larry Bird-Kevin McHale-Robert Parish...........
Durante sus primeros años de carrera McHale y los Celtics reinventaron la figura del sexto hombre (que los propios Celtics habían inventado hacía decadas), dejando a Kevin en el banquillo de inicio para liderar a la segunda unidad. Los resultados no tardaron en llegar y en su temporada rookie con unos promedios de 10 puntos y 5 rebotes por partido se convirtió en pieza clave para que los Celtics consiguieran su campeonato número 14. Durante las dos siguientes campañas McHale mejora todos sus promedios estadísticos pero los Celtics no consiguen volver a las finales, así que tras unos retoques en el equipo (llega el entrenador K.C.Jones y un jugador decisivo como Dennis Johnson) todo el mundo espera ansioso la temporada 83/84. Llegados a este punto hay que hacer una mención especial a los hechos ocurridos tras finalizar la temporada 82/83 y que poca gente conoce. El contrato de McHale expiró ese verano y los Knicks le ofrecieron un contrato que McHale estaba dispuesto a firmar, pero Red Auerbach no pensaba permitir que otro equipo le robara a uno de sus jóvenes talentos y ofreció a los tres agentes libres más importantes de los Knicks suculentos contratos. De ese modo los Knicks se vieron obligados a renovar a los tres jugadores para no deshacer por completo su equipo y tuvieron que olvidarse de fichar a Kevin McHale, que renovó con los Celtics a razón de un millón de dolares por temporada, convirtiendose en uno de los jugadores mejor pagados de la liga en aquel momento. Los resultados en la nueva temporada no defraudan a nadie, Boston consigue 62 victorias en temporada regular, McHale con unos promedios de 18 puntos y 7 rebotes en 31 minutos de juego saliendo del banquillo consigue el premio al mejor sexto hombre de la liga y juega el primero de sus siete allstars, y finalmente en los playoffs no tienen rival hasta coronarse campeones de la NBA derrotando en la final a su eterno rival Los Angeles Lakers. Los orgullosos verdes lo habían vuelto a conseguir, de nuevo estaban en la cima del mundo y el futuro parecía reservar algún anillo más para los chicos de las zapatillas negras. En la siguiente temporada Boston continua su paseo triunfal por la liga consiguiendo 63 victorias en temporada regular, McHale gana su segundo trofeo al mejor sexto hombre por segunda temporada consecutiva, siendo la primera vez en la historia del galardon que eso ocurría, y consigue su record personal de anotación en un partido frente a Detroit Pistons con 56 puntos. Durante los Playoffs todo sigue su curso y amarillos y verdes se ven las caras de nuevo en la serie final, pero esta vez los Celtics caen ante los Lakers de Magic.
Antes del comienzo de la temporada 85/86 Boston traspasa a Cedric Maxwell a Los Angeles Clippers y McHale, dejando atrás el papel de sexto hombre, se convierte en titular, compartiendo un extraordinario quinteto con Dennis Johnson, Danny Ainge, Larry Bird y Robert Parish.
Esa temporada McHale promedia 21 puntos por partido en temporada regular y 24 en los playoffs, dando un paso al frente en las finales frente a Houston Rockets y superando junto a Robert Parish a las famosas torres gemelas. El título número 16 era ya una realidad, McHale conseguía su tercer anillo en seis años de carrera ( como jugador no consiguió más anillos, pero habría que preguntarse que porción de importancia hay que darle en el reciente anillo de este año 2008, ya que McHale, general manager de Minnesota a dia de hoy, traspasó a Garnett a Boston desechando ofertas mucho más generosas para los Timberwolves por parte de otros equipos......)
La siguiente temporada fue la mejor a nivel estadístico de McHale en toda su carrera, con 26 puntos y 10 rebotes por noche, además es elegido en el mejor quinteto de la liga, pero en las finales los Celtics caen en seis partidos frente a los Lakers, con un McHale muy lastrado por una factura en el pie.
A partir de esa temporada los Celtics ya no volverían a las finales y aunque McHale siguió rindiendo a muy buen nivel los siguientes años, siendo allstar hasta el año 91, el equipo ya no parecía tener capacidad de reacción, los años y las lesiones pesaban demasiado ante jóvenes equipos como los Detroit Pistons. Finalmente McHale se retira al término de la temporada 92/93 en la que jugó muy mermado por los problemas crónicos en el pie que tenía roto en las finales del 87. Su carrera había llegado al final tras 13 años de carrera inolvidables, en los que consiguió más de 17000 puntos y 7000 rebotes, tres anillos de campeón, siete presencias en el allstar, multitud de elecciones en los mejores quintetos defensivos de la liga, la elección como uno de los 50 mejores jugadores de la historia, y su elección para el hall of fame entre otras distinciones. Pero sin duda lo primero que se me viene a la cabeza al pensar en Kevin McHale es su maravilloso e inigualable juego de pies, para mi el mejor en la historia de la liga junto al de Hakeem Olajuwon, y con el que a día de hoy, con 51 años, sería capaz de dejar en evidencia a muchos jóvenes pivots de la liga, su manera de finalizar con ambas manos cerca de canasta, su inigualable defensa de poste bajo, su multitud de recursos para anotar desde la zona y tambien fuera de ella, su carácter, su pasión y su sublime conocimiento del juego al alcance de muy pocos jugadores.
Este era Kevin McHale, un jugador memorable, un jugador que cambió la manera de jugar al poste bajo, un jugador que nos marcó a todos los que tuvimos la suerte de verle jugar aunque fuera en sus últimos años de carrera, en definitiva.......un jugador legendario.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Jugadores Legendarios. James Worthy.


En nuestro país hay toda una generación de aficionados al baloncesto que se enamoraron de este maravilloso juego en los años 80. Pues bien, si a muchos de esos aficionados les preguntas que fué lo que les enganchó al basket, automáticamente recordaran una imagen característica:
Rebote de Jabbar, primer pase rápido a "Magic" que lleva el contraataque y realiza un pase de pura fantasía a un tipo de gafas que corre como una gacela para terminar la jugada con su caracteristico mate "Statue of Liberty". Pues bien, ese tipo era James Worthy.
James Ager Worthy nació el 27 de Febrero de 1961 en Gastonia, North Carolina, y desde pequeño se empapó de la gran cultura baloncestística que caracteriza a esa región de Estados Unidos. Cuando llegó a la adolescencia acudió al Ashbrook High School, ubicado en su localidad natal, lugar donde comenzó a demostrar toda la clase que atesoraba. En su año senior, Worthy promedió 21 puntos y casi 13 rebotes por partido llevando a su equipo a la final estatal en la que cayeron derrotados a pesar de la gran actuación de James. De todos modos, todo el país había visto a ese chaval elegante a la par que letal sobre la cancha y las más prestigiosas universidades deseaban reclutarle. James a pesar de las numerosas ofertas de los Colleges de todo USA decidió quedarse al lado de casa para formar uno de los mejores equipos universitarios que se recuerdan. Acudió a North Carolina, y en el campus de Chappel Hill coincidió con Sam Perkins y Michael Jordan. En 1982 Worthy lideró a los Tar Heels, a los que llevó la final de la NCAA siendo el máximo anotador del equipo, y una vez allí un jóven Michael Jordan remató la faena anotando la canasta ganadora frente a los Hoyas de Georgetown con Pat Ewing a la cabeza.
Despues de hacer historia en la NCAA había llegado el momento de lanzarse a la conquista de la NBA. Los Angeles Lakers acababan de ganar el anillo esa misma temporada, pero un magistral movimiento en los despachos ( Lakers envió en 1980 a Don Ford y una primera ronda del draft de ese año a Cleveland a cambio de Butch Lee y la elección de draft de los Cavs de 1982, que terminó siendo el número 1,) les permitió hacerse con James en el draft. A partir de ese año, la NBA cambió las reglas para que ningún equipo campeón pudiera elegir en el mismo año de la obtención del título en la primera posición del draft.Los Lakers contaban con uno de los mejores jugadores de la NBA en la posición de alero, Jamaal Wilkes, por lo que el joven Worthy estaba destinado a comenzar los partidos desde el banquillo en su año rookie. Como luego diría Magic Johnson, cualquier número 1 del draft hubiese montado un buen revuelo por no contar desde el primer dia con muchos minutos de juego e importancia en el equipo, pero James Worthy decidió aprender lo máximo posible de Wilkes para llevar su baloncesto a una nueva dimensión. En su primer año en la liga promedió unos más que interesantes 13 puntos y 5 rebotes por partido, pero al final de la temporada se fracturó la tibia y se perdió los playoffs. Allí los Lakers llegaron a la final y fueron barridos por los Sixers. En la siguiente temporada, ya con Byron Scott en el equipo, Worthy da un paso al frente y comienza a entrar a menudo en el quinteto inicial de los Lakers, que tras realizar una magnífica temorada alcanzan las finales de nuevo, pero Boston les arrebata el título en el séptimo partido. A pesar de la derrota, el jóven jugador de North Carolina aumenta sustancialmente sus promedios en playoffs, dejando clara su mentalidad ganadora.
En la temporada 84/85 los chicos de Pat Riley se muestran intratables, el "showtime" es motivo de admiración por parte de casi toda la liga y Worthy se convierte en el tercer anotador del equipo con 17 puntos por partido. Durante los playoffs se convierten en un equipo imposible de batir para todos sus rivales y ganan el anillo venciendo en las finales por 4-2 a Boston. El propio Worthy reconocio años más tarde que este sería el campeonato más especial de todos los que lograría.
La temporada siguiente Worthy alcanzó por primera vez los 20 puntos de promedio y jugó su primer allstar, pero los Lakers no consiguieron de nuevo el campeonato.
Las temporadas 86/87 y 87/88 fueron fantásticas para "Big Games James", como le apodó Chick Hearn, tanto a nivel individual (allstar indiscutible) como colectivo, ya que Los Angeles vencía en la final de 87 a Boston y en la del 88 a Detroit. En las finales del 88 Worthy fué nombrado MVP tras anotar 36 puntos, capturar 16 rebotes y repartir 10 asistencias en el séptimo y decisivo encuentro. Los Lakers eran el primer equipo en repetir título en más de dos decadas y Worthy se había consagrado como uno de los mejores jugadores de la historia.
En el 89 los Lakers fueron barridos por los Pistons en las finales y el siguiente año perderían ante Phoenix en playoffs. James aún tendría una oportunidad más de ganar un título en la temporada 90/91 pero los Bulls de Jordan fueron superiores. Worthy jugó tres años más en la NBA para retirarse antes del comienzo de la temporada 94/95. En el recuerdo quedan más de 16.000 puntos, tres títulos de campeón de la NBA, 1 MVP de las finales, 7 elecciones consecutivas para el allstar, 1 título de la NCAA, varias elecciones para los mejores quintetos de la liga, su elección como uno de los 50 mejores jugadores de la historia y su inclusión en el Hall Of Fame. Pero la gente no sólo lo recordará por todos esos galardones, sino por su infinita clase sobre la cancha, sus movimientos elegantes y coordinados, su manera de reinventar partido a partido la posición de alero, por sus características gafas protectoras y por su manera de culminar los contraataques de uno de los mejores equipos de la historia como eran los Lakers del showtime. Ese era en definitiva James Worthy, un jugador estelar , sublime, con tanta clase que a nadie le hubiese extrañado que jugara vestido de Smoking, un tipo que en cuanto se calzaba sus New Balance acudía puntual a su cita con la historia para, partido a partido, convertirse....en un jugador legendario.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Jugadores Legendarios. Reggie Miller.



La historia de Reggie Miller es la historia de un chico extremadamente delgaducho y endeble que teniendo una mecánica de tiro realmente extraña ha llegado a convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia. Es tiempo de Miller, es tiempo de un Killer................
Reggie Miller nació el 24 de Agosto de 1965 en Riverside , California, donde desde muy joven comenzó a desarrollar ese instinto asesino que le caracterizaba. A medida que iba creciendo hasta alcanzar sus 201 cm (con sólo 88 kg de peso), sus cualidades para el baloncesto comenzaban a ser objeto de deseo de las más prestigiosas universidades del país, pero Reggie no se quería ir demasiado lejos de casa y decidió estudiar ( se graduó en historia) y jugar en la legendaria University of California Los Angeles, más conocida por su acrónimo UCLA. Allí Miller permaneció cuatro años y estableció varios records, pero sin duda su mayor logro es ser el segundo máximo anotador de la historia de esa Universidad sólo superado por Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul-Jabbar.
Tras asombrar a todo el mundo en su año senior en el que promedió 25 puntos por partido, llegaba la hora de dar el salto a la NBA. No eran pocos los que dudaban sobre la capacidad física de Reggie, ya no para triunfar, sino para simplemente jugar entre los profesionales, incluso cuando Indiana Pacers le eligió en la posición número 11 en el Draft de 1987, los aficionados del equipo le criticaron duramente, dejando claro que hubiesen preferido seleccionar a Steve Alford la estrella local que había asistido a la Universidad de Indiana. Pero los abucheos y críticas a Miller duraron poco, ya que en su primer año dejo constancia de su calidad arrebatandole el record a Larry Bird de más triples anotados por un rookie en temporada regular.
Ya en su tercera temporada en la liga, Reggie deja claro que es una superestrella y promedia 24 puntos por partido, los que antes tenían dudas sobre sus posibilidades y le criticaban, ahora se asombran viendo a aquel delgaducho moverse sin balón, salir de los bloqueos y ganar partidos sobre la bocina con su tiro letal.....
Durante los siguientes años Miller protagoniza algunos de los mejores momentos de los Playoffs en toda la historia de la NBA, como el quinto partido de la final de la conferencia Este de 1994 en el que anota 25 puntos en el último cuarto para un total de 39, o como el primer partido de la serie ante los Knicks del año siguiente en el que Reggie anotó 8 puntos en 8 segundos para ganar el encuentro, ante la mirada atónita de su amado/odiado Spike Lee.........
Lamentablemente para los Pacers durante esos años casi nunca pudieron superar a los Knicks de Ewing, Mason , Starks, etc. y cuando lo consiguieron se encontraron con un rival insuperable para tantos otros equipos en los 90 como eran los Bulls.
Aún así Miller y sus Pacers tendrían una oportunidad de oro para conseguir el campeonato en la temporada 99/00. Despues de vencer a New York en la final de conferencia, se enfrentaron a los Lakers en la final, pero los casi 25 puntos por partido que promedió Miller en esas finales y la gran actuación del ex-fab five de Michigan Jalen Rose no fueron suficientes para doblegar a los Lakers de Shaq y Kobe.
Durante los siguientes años los Pacers fueron bajando el nivel, sobre todo con Isiah Thomas en el banquillo, y el protagonismo de Miller en el equipo fué decreciendo en virtud de hombres como Jermaine O´Neal, Ron Artest etc...
El 19 de Mayo de 2005 jugó su último partido, Indiana cayo frente a Detroit por 88-79 quedando eliminados de los Playoffs, pero Reggie Miller anotó 27 puntos con 4 de 8 en tiros de tres. Cuando a falta de unos segundos fue sustituido, el Conseco Fieldhouse entero le brindó una ovación espectacular, era la forma que tenían los aficionados de agradecerle 18 años de fidelidad a los Pacers. Atras quedaban 5 presencias en el allstar, dos oros con la selección USA ( Toronto 94 y JJOO Atlanta 96), multitud de selecciones para los mejores quintetos de cada temporada, más de 25.000 puntos anotados y varias distinciones más. Pero Miller no será recordado solamente por sus distinciones o números, sino que sera recordado por momentos inolvidables como sus partidos en el Madison, por cómo amenazó con extrangular a Spike Lee en pleno partido, por la pasión con la que jugaba, por su extraña pero mortal mecánica de tiro , por sus magistrales movimientos sin balón, por su tremendo instinto asesino en una cancha y por ser todo un caballero tanto en la victoria como en la derrota (despues de que España ganara a USA en el mundial de Indianapolis 2002, fue el único jugador de los americanos en felicitar y saludar al equipo español; incluso le pidió e intercambió la camiseta a Carlos Jiménez).
El año pasado se especuló con que podría volver a jugar en los Celtics para intentar ganar un anillo, pero ese retorno no llego a producirse, lo cual me alegra bastante, ya que decir Reggie Miller es decir Indiana Pacers. Despues de ver cómo algunos jugadores totalmente identificados con un equipo se van a jugar su último o últimos años de carrera a otro equipo ( vease Karl Malone), aún se agradece que exista gente como Miller, un jugador.....legendario.

viernes, 22 de agosto de 2008

Jugadores Legendarios. Earvin Johnson.



Nunca un apodo ha hecho tanto honor a la persona a la que se refiere como el de Earvin Johnson, Earvin "Magic" Johnson, un jugador que era pura magia, pura fantasía, pero al mismo tiempo pura competitividad, un ganador nato que te hacía rendirte a sus pies y te pasaba por encima sin contemplaciones. Eso si, te machacaba pero sin dejar de sonreir.
Earvin Johnson Jr. nació el 14 de Agosto de 1959 en Lansing, Michigan, donde muy pronto comenzó a jugar al baloncesto, aunque según sus propias palabras no se consideró un verdadero jugador hasta que su padre le regaló unas Converse allstar, es decir, unas "Chucks". Desde niño la habilidad del pequeño Earvin era mucho mayor que la de sus compañeros y rivales y se fue ganando una fama del todo merecida en su pueblo, hasta el punto en que cuado caía la noche en Lansing y la gente abandonaba sus puestos de trabajo todos en la pequeña localidad se dirigían con sus coches hasta la cancha de baloncesto, y una vez allí alumbraban con los faros de sus vehículos la vieja pista de cemento para ver jugar a Johnson hasta bien entrada la noche. En Lansing el pequeño Earvin acudió al instituto Everett, y allí fue donde nació "magic". Despues de un partido en el que Earvin consiguió un brutal triple doble con 36 puntos , 18 rebotes y 16 assitencias, el periodista local Fred Stabley Jr. le "bautizó" con el apodo de "magic", y a pesar de que a la madre de Earvin no le gustaba demasiado, ese sobrenombre le acompañó durante toda su carrera y le acompañará, cómo no , durante toda su vida.
Después de promediar 29 puntos y 17 rebotes en su último año de instituto, y de ganar el campeonato estatal , "magic" decidió acudir a la Universidad Estatal de Michigan ( Michigan State), donde compartiría equipo con otras estrellas como Jay Vincent y Greg Kelser. Allí "magic" tan sólo paso dos años, en el primero fue nombrado novato del año y en el segundo tuvo lugar un acontecimiento que marcaría para siempre la historia de la NBA y del baloncesto moderno a nivel mundial. Michigan State ganó el campeonato derrotando en la final a Indiana State , liderada por un GENIAL jugador de baloncesto, llamado Larry Bird, en lo que fue el primer capitulo de la mayor y mejor rivalidad deportiva jamás vista en el deporte, Magic contra Bird, amarillos contra verdes, glamour frente a arrogancia, en definitiva....Lakers contra Celtics.
Johnson fue elegido ese verano de 1979 en el número 1 del draft por los Lakers de los Angeles, que se hicieron con esa elección a cambio de Gail Goodrich, al que enviaron a New Orleans Jazz.
En su primera temporada, Magic promedió 18 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, jugando al lado de otro jugador legendario como Kareem Abdul-Jabbar y tras llegar al banquillo angelino Paul Westhead, relegando a Jack McKinney, el equipo amarillo alcanzó las finales donde esperaban los Sixers de Julius Earving. Una vez allí los Lakers dominaban la serie 3-2 , pero Jabbar se lesiono en la rodilla y no podría jugar los siguientes partidos. Todo parecía indicar que Philadelphia aprovecharía su oportunidad en el sexto encuentro disputado en la ciudad del amor fraternal, pero había algo con lo que no contaban. El joven Magic, con 20 años jugó de pivot, sustituyendo a Jabbar y en una de las mejores actuaciones individuales de la historia, consiguió 42 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias para ganar el campeonato en su primer año en la liga , además de ser nombrado el MVP de las finales. La siguiente temporada, Magic sólo pudo jugar 37 partidos por una lesión en la rodilla y los Lakers fueron eliminados en primera ronda. En ese verano, Johnson firmó un contrato de 25 años de duración con el equipo angelino y en la temporada 81/82 tras un enfrentamiento con el entrenador Westhead, Jerry Buss nombra nuevo entrenador a Pat Riley, con lo que daba comienzo oficialmente el Showtime!
Magic volvió a llevar a su equipo a las finales donde derrotaron de nuevo a Philadelphia. De esta manera el joven Magic acumulaba dos anillos y dos MVPs de las finales en tres temporadas de carrera.
Dos temporadas después , los Lakers se enfrentarían a los Celtics en las finales con un resultado amargo para Magic, que no puede evitar que Bird se lleve el campeonato para Boston; eso sí, el siguiente año se toma la revancha derrotando a su eterno rival por 4 a 2 , logrando su tercer anillo. Los siguientes años Johnson y sus Lakers siguen maravillando al mundo con su juego vistoso. Lo más habitual era ver a Jabbar capturando un rebote y entregando la bola a Magic que tras cruzar la cancha a toda velocidad repartía alguna asistencia magistral a Worthy o Scott que culminaban con un mate. En 1987 y 1988 Johnson consigue sus dos últimos anillos de campeón de la NBA, y tambien gana el MVP de la temporada regular en 1987, 1989 y 1990. Pero algo terrible está a punto de suceder......
El 7 de Noviembre del 91 Magic anuncia que es portador del VIH y que se debe retirar de la práctica del baloncesto, el mundo entero sufre un shock. Nadie que lo haya vivido ha olvidado qué estaba haciendo cuando se enteró de la noticia, incluso Michael Jordan, el entonces joven jugador de Chicago Bulls pasa horas llorando cuando se lo comunican....
Pese a todo, Johnson es seleccionado para jugar el allstar game celebrado en Orlando, donde nos ofrece un espectaculo glorioso, y también para disputar los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde forma parte del legendario Dream Team . Allí, además de asombrar al mundo, entabla una profunda amistad con Juan Antonio San Epifanio, Epi, que aún conserva.
Despues de los Juegos Olímpicos , Magic sólo volvió a jugar en la temporada 95/96 cuando regresó a los Lakers para jugar los últimos 32 partidos de la temporada, y a pesar de estar pasado de peso y jugar de ala-pivot, Magic promedia 14 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias , dejando claro que su calidad sigue intacta. Tras esos partidos con los Lakers, Johnson se retira definitivamente para dedicarse por completo a su lucha contra el SIDA. Crea su propia fundación, se dedica a dar conferencias y trata de evitar que otras personas cometan sus mismos errores.
Atrás deja más de 17000 puntos , 10000 asistencias y 6000 rebotes, un oro olímpico, 12 participaciones en el allstar, 9 elecciones en el mejor quinteto de la liga, la elección como uno de los 50 mejores de la historia, 3 MVPs de la temporada y otros 3 MVPs de las finales, multitud de reconocimientos individuales, 5 titulos de campeón e incluso una estrella en el paseo de la fama de Hollywood. Precisamente cuando ahora escucho a algunos "iluminados" comparar a LeBron James con Jordan me siento ofendido, y es que no sólo es una falta de respeto al mejor jugador de todos los tiempos, sino que es una falta de respeto total a un jugador como Magic Johnson ( y a muchos otros también) , que para mí es el mejor tras Jordan. Un jugador como James que de momento no ha ganado nada y que está a años luz de Johnson en cuanto a calidad y clase jugando al basket no se puede comparar con estos Dioses de la canasta. No se puede comparar con un jugador que reinventó el juego, que siempre fue un ejemplo dentro y fuera de la cancha, que maravilló a propios y a extraños con sus pases imposibles, con sus movimientos de fantasía , con su elegancia innata.....
Magic Johnson es uno de esos jugadores que están por encima del bien y del mal, uno de esos jugadores de los que se hablará dentro de 100 años, un jugador de los que han hecho grande nuestro deporte, en definitiva....un jugador legendario.

sábado, 9 de agosto de 2008

Jugadores Legendarios. Hakeem Olajuwon.


Cuando en estos tiempos que corren escucho decir a algunos aficionados que Dwight Howard será el pivot que dominará los tableros de la NBA durante los próximos diez años, me entran sudores fríos. Y no porque esa afirmación sea incorrecta (yo también pienso que el pivot de Orlando será el más dominante en la pintura), sino porque no puedo evitar recordar el nivel que había en la NBA hace 15 años y el que hay ahora. En estos días un pivot que no sabe ni botar, ni pasar , ni tiene un tiro decente, ni siquiera buenos movimientos en el poste bajo , sino que sólo basa su juego en el físico es el mejor en su posición. Es triste pero es así, atrás quedan esos años en los que gente como un joven Shaquille O´Neal, David Robinson o Pat Ewing dominaban las zonas, esos años en los que un jugador de origen Nigeriano enamoró a toda una generación con sus pasos de ballet clásico en el poste bajo, un jugador elegante hasta el extremo y eficaz como ninguno, un jugador llamado Hakeem Olajuwon.
Hakeem Abdul Olajuwon ( Akeem en sus primeros años en la liga) nació el 21 de enero de 1963 en Lagos, Nigeria, lugar donde se dedicaba a jugar al futból de portero, pero a medida que iba creciendo hasta llegar a sus 2.13 m definitivos se dió cuenta que ese deporte no era el suyo. Comenzó a jugar al baloncesto y gracias a su enorme talento fue capaz de conseguir viajar a los Estados Unidos para jugar en la Universidad de Houston con una beca deportiva. Allí se reunió con otra futura leyenda como Clyde Drexler y varios jugadores muy prometedores como Larry Micheaux y Michael Young dando lugar al llamado "Phi Slamma Jamma", un equipo que interpretaba el contraataque como nadie y que hizo del mate un arte. Desafortunadamente los Cougars de Houston perdieron las dos finales que disputaron, contra North Carolina State en el 83 y contra los Hoyas de Georgetown en el 84. Tras la derrota contra Georgetown, Olajuwon se declara elegible para el draft y es selecionado en la primera posición por los Houston Rockets por delante de Sam Bowie ( Blazers) y Michel Jordan (Bulls), en el que muchos consideran el mejor draft de la historia y en el que también fueron elegidos Charles Barkley y John Stockton entre otros.
En los Rockets se encuentra con Ralph Sampson, con quien forma las llamadas "torres gemelas", y su impacto es espectacular, 20 puntos y 11 rebotes de promedio en su año rookie, para acabar segundo tras Jordan en la lucha por el trofeo al mejor novato. En su segunda temporada Hakeem consigue llevar a Houston hasta las finales de la NBA , pero los Rockets caen a manos de Boston Celtics, liderados por Larry Bird.
Dos años después de la derrota ante Boston, Sampson es traspasado a los Warrios de Golden State y Hakeem se queda como referente indiscutible y jugador franquicia de Houston. Siendo ya reconocido como uno de los mejores pivots de la NBA , Olajuwon continúa su progresión y desarrolla el que posiblemente sea el mejor juego de pies al poste bajo en la historia de la NBA, superando al tambien espectacular Kevin McHale (del que algún dia hablaremos aquí). Así pues, los reconocimientos individuales van llegando, e incluso en el año 90 es capaz de firmar un cuadruple doble en un partido frente a Milwaukee el 29 de Marzo, en el que consigue 18 puntos, 16 rebotes, 10 asistencias y 11 tapones. Apenas unas semanas antes ya había estado a punto de conseguirlo en otro partido en el que se quedó a sólo una asistencia de la proeza. Puede parecer fácil , pero en la historia de la NBA sólo Nate Thurmond, Oscar Robertson , David Robinson y el propio Olajuwon lo han conseguido.
En esos años lo único que le faltaba a Hakeem era conseguir el título de campeón, y no tuvo que esperar mucho más, ya que en 1994 Houston consigue el ansiado trofeo al vencer en la final a los New York Knicks en una larga serie a siete partidos que fue muy criticada por los medios debido a su marcado carácter defensivo, y de la que yo guardo un magnífico recuerdo a pesar de las críticas. Pero bueno, ya sabemos que hay gente que piensa que el baloncesto sólo es ataque y que un partido sólo por el hecho de tener muchos puntos ya es más divertido que otro en el que hay un baloncesto y unas defensas mucho más elaboradas, cuando no tiene por qué ser así ni mucho menos.
Al año siguiente los Rockets envían a Otis Thorpe a Portland en un traspaso que les proporciona a un viejo amigo y compañero de fatigas universitarias de Olajuwon, ahora convertido en superestrella de la NBA, como es Clyde Drexler. Esa temporada Houston termina sexto en la conferencia Oeste y cuando todo el mundo les da por acabados el entrenador Rudy Tomjanovich dice su famosa frase " nunca subestimes el corazón de un campeón". De tal manera y haciendo gala de las palabras de su entrenador los Rockets vuelven a las finales y barren por 4-0 a Orlando Magic, convirtiendose en campeones por segundo año consecutivo.
Tras esos dos campeonatos el rumbo del equipo fue cayendo lentamente a pesar de contar con grandes jugadores como Barkley o Pippen , y los años le iban pesando a Olajuwon, que el 8 de agosto de 2001 fue traspasado a los Toronto Raptors donde tuvo un papel testimonial en el último año de su carrera.
Atrás quedaban 18 temporadas dominando los tableros de la liga, 12 presencias en el allstar, 2 anillos de campeón, 2 MVP de las finales, 1 MVP de la NBA, 2 galardones al mejor defensor de la NBA, un oro olímpico en Atlanta 96 , la elección como uno de los 50 mejores jugadores de la historia, su liderazgo en la clasificación histórica de tapones, innumerables presencias en los mejores quintetos de la liga y muchas distinciones más. Pero por encima de todo nos queda el recuerdo de su elegancia, de sus EXCELENTES movimientos de pies, el recuerdo de actuaciones tan memorables como la del quinto partido de la serie contra los Spurs en los playoffs del 95 donde tras entregarle el MVP a Robinson en la ceremonia previa al partido, Olajuwon le destrozó con 42 puntos, el recuerdo de su "DreamShake".............En definitiva nos queda el recuerdo de un pivot genial, de un profesional excelente y como siempre suelo decir... de un jugador legendario.

domingo, 3 de agosto de 2008

Jugadores Legendarios. Scottie Pippen.



Hablar de Scottie Pippen es hablar problablemente del jugador más infravalorado de la historia de la NBA. Muchos han sido los que le han acusado de ser un simple escudero de Jordan, muchos han dicho que su mejor jugada era pasársela a Jordan y no menos gente ha dicho que su papel en los Bulls campeones lo hubiera firmado cualquier otro jugador con un status similar en la liga. Pues bien, nada más lejos de la realidad.
Scottie Pippen nació el 25 de septiembre de 1965 en Hamburg, Arkansas, lugar donde se inició en el mundo del basket y donde asistió a la pequeña y desconocida Universidad de Central Arkansas. En su último año de universidad promedió 26 puntos y 10 rebotes por partido, pero aún así pasó desapercibido para la inmensa mayoria de ojeadores NBA, que dudaban de su capacidad para competir al más alto nivel. Quien lo tuvo claro desde el primer momento en que le vió fué Jerry Krause, que no dudó en llegar a un acuerdo con los Seattle Supersonics para que la franquicia del estado de Washington le eligiera en el draft de 1987 en la quinta posición y a continuación le enviaran a Chicago a cambio de Olden Polynice y una elección de draft.
En su primera temporada en los Bulls ya deja muestras de su calidad jugando al lado de Michael Jordan, pero Chicago cae en playoffs frente a Detroit Pistons. En los siguientes años continua su espectacular progresión y es elegido para el allstar de 1990, pero en los playoffs siguen sin poder superar a los temibles Pistons de Thomas, Rodman, Laimbeer, Mahorn y compañía.
La temporada 90/91 el equipo se muestra más fuerte que nunca hasta ese momento, y en playoffs logran desacerse de todos los equipos incluidos los Pistons y alcanzan la final de la NBA, donde esperan los Lakers de Magic Johnson. Chicago pierde el primer partido, pero de manera fulminante derrota a la franquicia de L.A. en los siguientes 4 partidos y consigue el ansiado título. Atrás quedan los años de frustraciones por las derrotas ante Detroit, y con un Pippen magistral instalado entre la elite de la NBA, los Bulls consiguen otros dos anillos más de forma consecutiva ante los Blazers en el 92 ( 4-2) y ante Phoenix Suns en el 93 (4-2). En el mágico verano del 92 Scottie forma parte del mítico y único Dream Team en Barcelona, donde consigue el primero de sus dos oros olímpicos ( el otro lo consigue en Atlanta 96) y despliega un juego memorable, siendo uno de los jugadores más destacados del equipo ocupando incluso la posición de base debido a una lesión de John Stockton.
El verano del 93 Jordan decide retirarse por primera vez y en ese instante todas las miradas se dirigen hacia Pippen. El excepcional alero de los Bulls responde llevando a una espectacular marca de 55-27 en temporada regular a los Bulls, ganando el MVP del allstar y siendo firme candidato a MVP de la temporada con unos promedios de 22 puntos, casi 9 rebotes y 6 asistencias por partido. En playoffs Chicago derrota Cleveland por 3-0 y cae frente a New York Knicks por un ajustado 4-3 y gracias en parte a una polémica falta de Pippen a Hubert Davis que nunca debió ser señalada. De todos modos Pippen había demostrado a todos en esa temporada que era una auténtica superestrella y un jugador franquicia de primer nivel. La siguiente temporada es la del regreso de Jordan y la eliminación en playoffs ante Orlando y el verano siguiente los Bulls se rearman con un jugador como Dennis Rodman, llamado a hacer historia junto a la fenomenal pareja formada por Jordan y Pippen. En esa temporada 95/96 los Bulls baten todos los records históricos y terminan la fase regular con un inigualable record de 72/10. En playoffs barren a todos los equipos y ganan su cuarto título de campeón ante Seattle. Los siguientes dos años la vida sigue igual en Chicago y los Bulls se hacen con su quinto y sexto anillo respectivamente derrotando en ambos casos a Utah Jazz.

En ese verano de 1998 el enfrentamiento entre los pesos pesados del vestuario y el General Manager Jerry Krause es de tal magnitud que el equipo se descompone, Jordan se retira, y Jackson , Rodman y Pippen salen del equipo. Scottie pone rumbo a Houston, donde sobre el papel forma un equipo temible con Olajuwon , Barkley etc., pero problemas de química en el vestuario hacen que Pippen sea traspasado a Portland a cambio de Kelvin Cato, Stacy Augmon, Walt Williams, Brian Shaw, Ed Gray y Carlos Rogers.
En la siguiente temporada los Blazers llegan a la final de la conferencia oeste pero caen ante los Lakers, que posteriormente son campeones. Pippen sigue en los Blazers hasta 2003. La temporada siguiente vuelve a Chicago para disputar su ultimo año en el equipo en que todo empezó , pero las lesiones apenas le dejan jugar 23 partidos.
Desde entonces está retirado, aunque sus problemas financieros han hecho que dispute unos cuantos partidos en Finlandia, pero eso es otra historia que algún dia contaremos.

Atrás quedan 17 temporadas en la NBA, 18940 puntos, 6 anillos de campeón, dos oros olímpicos, 7 participaciones en el allstar, 7 presencias consecutivas en el primer quinteto de la liga, 8 en el mejor quinteto defensivo, un MVP del allstar (1994), su número 33 colgado del techo del United Center, jugadas memorables como el mate en la cara de Pat Ewing en los playoffs del 94 (ver foto), y su elección entre los 50 mejores jugadores de todos los tiempos entre otros honores. Pero sobre todo nos queda el recuerdo de un jugador total, un jugador que llevó el concepto de versatilidad a otra dimensión, capaz de jugar en las 5 posiciones en la cancha y no perder efectividad, un jugador con una elegancia y sobre todo con una lectura del juego superlativa como dijo de él Phil Jackson, un defensor insuperable y un jugador del que el propio Michael Jordan dijo que jugar contra él en los entrenamientos era como hacerlo contra su sombra. Atrás nos queda en definitiva el bueno de Scottie, atrás nos queda.......un jugador legendario.

viernes, 25 de julio de 2008

Jugadores Legendarios. Charles Barkley


Si mides dos metros raspados y eres capaz de dominar las zonas de la NBA durante 16 años es que eres un tipo especial, de eso no cabe duda, y si además eres capaz de hacerlo dando espectáculo eres uno de los más grandes.

Charles Barkley nació en Alabama el 20 de Febrero de 1963 ( sólo tres dias despues de Michael Jordan) y desde pequeño tuvo que lidiar con sus problemas de peso, por lo que ya en aquella época le apodaban "el gordo". A pesar de ello, en su año senior en el instituto Leeds promedió 19 puntos y 18 rebotes por partido, lo que le sirvió para conseguir una beca en la Universidad de Auburn, en la que se licenció en Empresariales.
Después de tres años brillantes en la NCAA, se declara elegible para el draft de la NBA, en el que es elegido en la quinta posición por los Philadelphia 76ers. Ya en su primer año entre profesionales irrumpe como un ciclón y finaliza la temporada con unos promedios de 14 puntos y 8.6 rebotes por noche, jugando al lado de veteranos como Moses Malone, Julius Erving y Maurice Cheeks.
Durante las siguientes temporadas , el peso específico de Barkley en el equipo sube como la espuma, y tras las retiradas de algunas antiguas estrellas como el propio Erving, "el gordo" explota llegando a promediar 28 puntos y 12 rebotes en su cuarto año, o incluso quedando segundo en la votación de MVP de la temporada 89/90 tras MagicJohnson.
A pesar de su brillante y emergente carrera, Barkley no era capaz de hacer campeón a los 76ers y el 17 de Julio de 1992 fue traspasado a Phoenix Suns a cambio de Jeff Hornacek, Tim Perry y Andrew Lang.

En el equipo de Arizona, el impacto de Barkley fue inmediato y en la temporada 92/93 los Suns consiguen el mejor record de la NBA con un 62/20, y Charles es nombrado MVP de la liga. Durante los playoffs el equipo supera una ronda tras otra hasta llegar a las finales, donde esperan los temibles Bulls de Jordan. Allí Chicago se muestra superior con un magistral Jordan y derrotan a Phoenix por 4-2.
Durante las siguientes tres temporadas los Suns no consiguen alcanzar las finales de nuevo y en el verano de 1996 traspasan a Barkley a Houston a cambio de Sam Cassell, Robert Horry, Mark Bryant y Chuckie Brown.

En los Rockets jugó junto a leyendas como Clyde Drexler, Hakeem Olajuwon o incluso Scottie Pippen, pero en los cuatro años que estuvo en Houston tampoco fue capaz de volver a las finales.
El 8 de Diciembre del 99 en un partido en Philadelphia se rompió el tendón de su cuádriceps izquierdo, lesión que le condenó a la retirada. Pero un tipo como Barkley no podia permitir que su última imagen de jugador NBA fuera una terrible lesión , así que se puso a punto para poder regresar a las canchas en el último partido de la liga de ese año, frente a Vancouver Grizzlies. En ese encuentro "el Gordo" anota dos puntos, coge un rebote y se retira definitivamente de las canchas. Atras quedaban más de 23000 puntos y 12000 rebotes, un montón de presencias en el AllStar y dos oros olímpicos. Pero por encima de todo nos quedará el recuerdo de un tipo muy bajo y pasado de peso dominando entre gigantes, un tipo capaz de destrozarte en el poste bajo o de machacarte desde la linea de tres puntos. Un tipo capaz de cambiar su número 34 por el 32 en su último año en Philly como homenaje a Magic Johnson, o incluso capaz de tumbar a Shaquille O´Neal en una pelea en plena cancha. Un tipo que montaba su particular show cada noche, en definitiva.....un jugador legendario.

Jugadores Legendarios.

A partir de esta semana os ofreceré una nueva sección llamada "Jugadores Legendarios" en la que repasaré las carreras de algunos de los mejores jugadores de la historia, dedicando especial atención a aquellos que dejaron huella en mi.

domingo, 13 de julio de 2008

T-MAC a los Pistons????


En los ultimos dias ha salido a la luz el posible interes de Detroit Pistons por hacerse con los servicios de Tracy McGrady, uno de los mejores jugadores de los últimos años en la NBA, y tambien uno de los más castigados por las lesiones.
T-MAC llegó a la liga en el año 97 tras ser elegido en la novena posición del draft por Toronto Raptors, equipo en el que jugó hasta el año 2000. En el verano del año 2000 firma un supercontrato con Orlando Magic y se destapa como una megaestrella de la liga. Durante las cuatro temporadas que jugó en su Florida natal, su popularidad subió como la espuma y llego a ser considerado por muchos ( entre los que me incluyo) el mejor jugador de la competición.
El 29 de Junio de 2004 los Magic traspasan a McGrady, Juwan Howard, Tyronn Lue y Reece Gaines a Houston Rockets a cambio de Steve Francis, Cuttino Mobley y Kelvin Kato. En ese momento todo el mundo pensaba que la pareja Yao- McGrady llevaría a Houston a lo más alto, pero justo entonces comenzaron los problemas de lesiones para T-Mac. A pesar de ausentarse durante muchos partidos estos últimos años, McGrady nos ha dejado alguna imagen memorable con el uniforme de los Rockets, como los 13 puntos en 33 segundos para ganar a los Spurs.......
Sus detractores siempre le achacan el no haber pasado nunca una primera ronda de playoffs, pero hay que recordar que Kevin Garnett había caído 7 años consecutivos en primera ronda y ahora es campeón de la NBA, sin que nadie ponga en duda su liderazgo.
Ahora parece que Detroit sueña con tener a este superclase en su equipo, justo cuando sus problemas de espalda parece que desaparecen. Tal vez la próxima temporada veamos de nuevo a T-Mac resurgir de sus cenizas, y regrese el jugador que emocionaba a millones de aficionados al baloncesto durante su estancia en Orlando. Esperemos que por el bien del baloncesto,así sea.
 
Todas las entradas de este Blog son registradas progresivamente en el Registro de Propiedad Intelectual, no así las imágenes, que pertenecen a sus respectivos dueños y que ShowTime toma prestadas, sin perjuicio de poder ser retiradas a petición de los mismos. Expuesto lo anterior, ShowTime se reserva el derecho de denunciar la divulgación, modificación, o apropiación indebida de los textos sin nombrar la fuente original.